Inglés
Español

¿Qué dice tu cuerpo en una entrevista?

Frente a un reclutador los mensajes no verbales pueden ser tu mejor arma para conseguir empleo; la mirada, la gesticulación y la postura corporal son elementos que debes cuidar en tu expresión.

En una entrevista de trabajo no solo cuenta  demostrar la experiencia laboral; el empleador presta atención a la comunicación no verbal.El 93% de una plática está conformada por mensajes de lenguaje no verbal, según datos de la Universidad Tecnológica de México (Unitec).

Frente a un reclutador el candidato puede hablar muy fluido sobre sus habilidades profesionales pero al mismo tiempo extraviar la mirada en lugar de ver al interlocutor. Lo “no verbal” está compuesto por movimientos corporales, gestos, tono de voz e incluso la ropa y elementos como sonrojarse, tics o temblores de manos y piernas.

¿En qué señales se fijan los empleadores?

Mirada. Suele decirse que los ojos son “la ventana del alma”. Fuera del aspecto retórico, analiza qué sucede cuando le hablas a una persona que no te mira a los ojos. ¿Qué mensajes consideras que emite?

Lo mismo pasa cuando estás con el entrevistador. Si evades su mirada al tratar de responder, demuestras inseguridad. Quizá tiendas a prestar atención a otros detalles por el nervio que provoca una entrevista de trabajo, pero es importante prepararse para controlar esa inquietud; de lo contrario, el entrevistador se desconcentra y el mensaje que emites pierde impacto.

Una mirada firme (no retadora) deja entrever que eres una persona respetuosa, firme y segura.

Gesticulación. Es uno de los comportamientos “difíciles” de controlar, porque al hablar te apoyas con las manos para dar explicaciones. Evita excederte en ese tipo de movimientos porque genera distracción. Incluso, llega a causar cierto nerviosismo en el reclutador, advierten especialistas del portal laboral. La sugerencia es controlar esa gesticulación y recurrir a este elemento cuando quieras dar fuerza a tus palabras o dar algún ejemplo.

Postura Corporal. Debes evitar dejar las manos en los bolsillos o cruzar los brazos. Tal vez lo haces porque estás inquieto, pero esto denota indiferencia y poca educación.

En este apartado se puede incluir el saludo al entrevistador. La primera impresión es importante, así que estrecha su mano de manera firme pero sutil.

La forma en que te sientas en la silla habla de tus sentimientos en ese momento. Si te apoyas demasiado atrás puede que el reclutador lo perciba como una falta de interés. En el caso contrario, si lo haces muy adelante, demuestras nerviosismo e intranquilidad.

Debes adquirir una postura donde te sientas cómodo, repartiendo equitativamente el peso del cuerpo para evitar cansancio durante la entrevista. Evita el movimiento constante, eso expresa aburrimiento o desinterés.

Regala una sonrisa. Este comportamiento además de manifestar que eres una persona agradable y amigable, es un canal de comunicación importante. Sin embargo hay que tener cierto control, si lo haces frecuentemente puede convertirse en una especie de mueca, dando la impresión que el gesto es fingido.

Información obtenida de CNNExpansion,

SÍGUENOS

LA HORA


ÚLTIMAS NOTICIAS

El ABC del currículo del recién egresado

Tener poca experiencia no es un obstáculo para redactar un curríc

leer más

¿Qué dice tu cuerpo en una entrevista?

Frente a un reclutador los mensajes no verbales pueden ser tu mejor ar

leer más

¿Por qué el reclutador no te llama?

¿Por qué no llaman si mandé varios currículos?" De acuerdo con la orientadora vocacional y datos

leer más

Currículo, el saludo profesional

Dar forma a un documento limpio y claro es un buen comienzo

GUADALAJA

leer más

En México seis de cada 10 empleos son informales:INEGI

Estados como Chiapas, Oaxaca y Guerrero se agrava la situación, ya que ocho de cada 10 empleos s

leer más